Bezobalu, entre el cambio
cultural y el negocio

Comprar alimentos y droguería de origen conocido, sobre todo local, a granel, sin envases. Usted puede traerse su bote, si no se lo dan. Pesa el bote, imprime una etiqueta con el peso y la pega en el bote; llena de producto el bote y le descuentan el peso de la etiqueta para que pague el peso neto del arroz, la avena, los garbanzos o lo que sea.

Bezobalu en principio es esto (web, en checo). Lo que hay detrás es una iniciativa que existe a la vez como cambio cultural y negocio. Tienen que ingresar más de lo que gastan, y a la vez su modelo de negocio depende de un cambio cultural que se esfuerzan en promover mediante una Ong específica. El beneficio se pone a favor del valor superior de contribuir a reducir los 500 kilos de basura que le corresponden a cada persona en Chequia. ¿Idealista? Por supuesto. Funcionan desde 2013, tienen tres tiendas propias en Praga, hasta veinte más de emprendedores formados por ellos en la capital, y hasta ciento veinte en todo el país.

Pesar el bote, comprar a granel.

No son una franquicia. No hay vínculos contractuales. La comunidad de colaboradores, empleados y asociados la mantienen a través de una comunicación muy poco jerárquica, con uso intenso de las redes, con encuentros anuales. Con todo se reservan un cierto control: forman a quien quiera abrir una tienda, pero si usted quiere abrir una cerca de donde hay otra no le harán caso.

Casi diez años de trabajo es mucho, más aún si rondas la treintena. Jiří Sedlák (1990) es el líder visible. Insiste en la cultura de libre asociación, de jerarquía plana, entre gente que comparte unos valores. Se inspira en el libro Reinventing organizations. El beneficio es visto como un medio. No hay una central de compras imponiendo un producto a una red. No se impide por ejemplo, que una tienda de cualquier ciudad pequeña llegue a un acuerdo con una explotación agrícola familiar del pueblo de al lado para que les suministren zanahorias.

Conexión hispanohablante
Pavla Čevelová es del equipo de Bezobalu en la tienda de Praga 6. Se ocupa de las compras y la relación con los proveedores. Si queda con ella le atenderá y se lo explicará con una gran generosidad y en perfecto español. Le encanta hablar de comida y hablar en español, y seguramente le encanta hablar, por lo que es una guía óptima.

más

Vacunarse de Covid en Chequia: habla con tu médico de cabecera, quién sabe.

Al margen de la situación con el suministro del material, es decir, de qué vacuna estará disponible y cuándo, que es otra cuestión, algunos médicos de cabecera en Chequia están empezando a hacer listas de los pacientes que tengan interés en recibir la vacuna, para poderlos avisar cuando esté disponible.

Como sabéis, el médico de cabecera (praktický lékař) y los especialistas son independientes, se establecen por su cuenta y se ocupan de sus gastos. El usuario final, el ciudadano, normalmente paga una cotización sanitaria, ya sea directa o a través del empleador, y entonces puede elegir libremente dónde ir, que serán médicos privados con acuerdos con aseguradoras sanitarias, las cuales pagan directamente al médico.

Esta red, que funciona razonablemente bien, tiene una gran capilaridad por todo el territorio y puede ser importante en la estrategia de vacunación. Si tu praktický lékař no te lo ofrece de forma directa intenta preguntarle, deja claro tu interés, podría ser una forma de animarle a organizar una pre-reserva de vacuna, a través de él o ella. Al fin y al cabo el sistema les incentiva a maximizar sus clientes registrados y el número de intervenciones.

Babiš pierde apoyo en un panorama político revuelto

De vez en cuando hay que hablar de política checa, aunque por lo general el tema no entusiasme a las diversas comunidades extranjeras. Últimamente, de cara a las elecciones legislativas previstas para otoño, el panorama político del país está revuelto porque el primer ministro Babiš pierde apoyo. El oligarca convertido en político y primer ministro, que no hace tanto parecía invencible, comienza a tener competencia.

Una discutida imagen de éxito
Babiš se ha hecho rico después de 1989, sacando provecho durante el capitalismo del conocimiento y los contactos acumulados durante el régimen comunista, con prácticas oligopólicas y comprando medios de comunicación por la influencia. Entró en política con una imagen construida por los spin doctors, de machote «fuerte y competente» decidido a «poner orden». Sumada a unos modos de nuevo rico, es una imagen que le ha creado un público y una masa de votantes suficiente para ganar elecciones e ir esquivando en las encuestas escándalos relacionados con las ayudas europeas. Su grupo empresarial, dentro de la industria agroalimentaria, es de los primeros entre los terratenientes del país y los receptores de dinero de Bruselas. En Chequia es difícil comer sin que esa gente gane dinero.

La reacción
Parece que esto empieza a cambiar. Las masivas movilizaciones de repulsa a Babiš, en Praga y las ciudades, quizá empezarían a tener una traducción política. La agencia de noticias ČTK da al partido Ano de Babiš un 25,4, pero la coalición de los Alcaldes (Stan) y el Partido Pirata se queda muy cerca, con el 24,9. Stan es una coalición de alcaldes de poblaciones medianas y pequeñas, basada en lealtades locales y énfasis en la gestión competente y libre de corrupción. Los Piratas son el voto joven y urbano, de repulsa a la corrupción y de énfasis en la tecnología y el ecologismo.

mÁS

Chequia no mejora, España sí

Los casos por millón del último mes indican una importante mejora de la situación en España y un estancamiento de la situación en Chequia, que no mejora, a pesar de las restricciones. La imagen es de la aplicación web de la Johns Hopkins, que permite invitar a cualquier país o período, la tenéis en la página de recursos sobre la Covid.

Actualización: esta gráfica genera debate en redes. Se sostiene que el gráfico recoge el número de tests que se hacen: cuanto más tests, más casos, por lo que no recoge la realidad. Es una discusión filosófica: para una exposición detallada de cuestiones de método véase la propia web, que contiene la mejor descripción posible de las condiciones en que se hace y por lo tanto de sus limitaciones. El gráfico está hecho escogiendo dos países y un plazo, y no pretende ser más que algo orientativo, asumiendo que algo es mejor que nada.

Chequia bajando, España subiendo

(ourworldindata.com/coronavirus)

Esta aplicación de la web ourworldindata.com permite comparar los casos por millón de habitantes seleccionando el Estado, sobre los datos de la universidad Johns Hopkins. Se puede ver que la evolución fue bastante similar hast finales de septiembre. Hoy Chequia mejora después de un otoño-invierno horrorosos, mientras que en España se ha desbocado el mes de enero.

cukroví, la galletita checa de Navidad

(mojelahve.cz)

Lo mejor es hacerlas. Encontrarse, conversar, estar en compañía, ir amasando, cortando, horneando y espolvoreando el azúcar molido, pasando las tardes de los días de adviento.

El problema es que luego hay que comérselas, normalmente hay demasiadas, y cuando son mediocres empalagan y cansan, porque tienden a ser harinosas. Puede dar pie a situaciones socialmente incómodas. ¿Son los cukroví de la suegra mejor que los de la nuera? Hay que irlos probando todos.

Hay decenas de tipos y están abiertos a la creatividad. Unos tipos son más populares que otros, pero no hay una lista definitiva y cerrada. Tampoco es obligatoria la harina: los hay que se hacen con pasta de fruto seco molido. El fruto seco más común en Chequia es la nuez.

Tradicionalmente las madres pasaban el know-how a las hijas. Hoy es más probable que lo pasen las abuelas a las nietas. El orgullo de la mujer de casa, haciendo el máximo de cukroví y repartiéndolos entre parientes, hoy es algo arcaico. Lo más habitual es comprarlos hechos, o hacerlos por decisión propia, por diversión, y probablemente abiertos a sensibilidades bio, eco, etc.

Dani K. lo arregla todo

Daniel Kozák tiene 27 años, vive en Praga, habla español y arregla todo lo que tenga que ver con agua, electricidad y mecánica. Es el Handyman de Praga en FB. Con 15 años desmontaba la primera moto y aprendía de los mecánicos de la flota de vehículos de la empresa constructora de su padre, un señor de Pilsen instalado en Colombia. De él le viene el apellido Kozák y el aspecto centroeuropeo. La madre, colombiana, es la otra parte. Al comenzar tan pronto en las obras Daniel aprendió a poner tuberías y cables. Siguieron estudios de ingeniería civil, que quiere decir infraestructuras, que tuvo que abandonar, y luego fue a Europa, a la tierra del padre. Ahora piensa en terminar si puede ser los estudios. Mientras tanto es un ingeniero mecánico, o un mecánico ingeniero, con la escuela de remangarse, ensuciarse las manos y arreglarlo todo, con lo que se tenga a mano. Quien lo necesite que no dude.

De pandemias, pantallas y libros

Los libros comentados nos este artículo con sujetalibros hechos con impresora 3D.

Los lectores nos envían textos sobre sus lecturas. En Praga la Shakespeare and Sons es del todo digital y anglófona, pero os encuentran cualquier libro. The Globe tiene un restaurante adjunto y actividades sociales en inglés, como club de lectura y lectura de cuentos , ahora todo cerrado hasta nuevo aviso. Este artículo comenta cuatro libros que interesarán sobre todo, pero no solo, a quien tenga niños y se sienta solo ante el peligro, entre ellos y las pantallas.

Y encima hace frío. Estaremos más horas cerrados y los que tenemos la dicha de tener juventud por casa podría ser que preguntarnos cuantas horas es saludable que los hijos y nosotros mismos pasamos frente a las pantallas.

Este interrogante se presta a respuestas rápidas y absolutas, aunque muchos habremos dejado estratégicamente los cuñados fuera de la burbuja sanitaria de la Covid-19. Aquí veremos algunas respuestas en libros que puede encontrar en las librerías de Praga, a cargo de un doctor en neurociencia [1], una filósofa y doctora en psicología [2], una doctora en matemáticas [3] y una psicóloga forense especializada en el mundo digital [4].

Cretinismo digital
Quien tenga prisa que vaya a las conclusiones del primer libro. Michel Desmurget desglosa por edades cuántos minutos diarios está demostrado que no tienen efecto cuantitativo en el rendimiento escolar y el desarrollo cognitivo.

más

Tereza Stöckelová sobre el clima, el virus y la ética de la ciencia.

Tereza Stöckelová (novinky.cz)

La socióloga y antropóloga checa Tereza Stöckelová unía las dos crisis en una una entrevista reciente (en checo). El entrevistador comenzaba notando que se habla de clima desde los años setenta, si bien desde hace unos años es con más urgencia.

Stöckelová ve tres motivos detrás de esta evolución: primero un incremento masivo del volumen de conocimiento, hoy se sabe mucho más de la complejidad sistémica de la Tierra y de la posición de la humanidad como una parte de un todo, en el que es capaz de influir

más

Un economista paró la primera ola en Chequia con un Excel

Pavel Řehák (seznamzpravy.cz)

Pavel Řehák, un directivo de seguros, economista de formación, hizo al principio de la epidemia un modelo sencillo, en un documento de Excel, para prever la evolución que podía tener en Chequia. El modelo era mucho peor, en el sentido de mucho más duro, que cualquier otro, y fue atacado por catastrofista, y porque venía de un outsider de la política. Sin embargo el modelo llegó a la mesa del primer ministro Babiš. Cuando se vio que las previsiones se cumplían fue adoptado, por lo que fue clave para que Chequia superara bien de la primera ola, con confinamientos y cierres radicales y tempranos. Pavel Řehák no tenía ninguna experiencia profesional en la sanidad, ni ningún interés ni militancia política reconocida, ni de hecho ningún interés en ser conocido. Esta sería una de las revelaciones de un libro sobre pandemia en Chequia que acaba de salir. Se puede leer más sobre el caso aquí (en checo).