Havel, la película: un pestiño.

Todos fumando, todo el tiempo. Havel, la película.

En Chequia ya ha aparecido el primer biopic nostálgico sobre Havel, el gran hombre: es un pestiño. Se queda a medio camino entre la biografía dramática y lo documental (IMDB). No llega a ninguna parte. El espectador ve la recreación filmada de fotos icónicas, una detrás de otra. Una enorme atención se ha dedicado a cuidar las variaciones del bigote y el peinado del actor que hace de Havel.

La película coge tres momentos: 1968, justo antes de la invasión soviética, 1977 y la gestación de Carta 77 o la disidencia, y 1989, justo antes del cambio de régimen. Alguien en el público ríe, se emociona: por nostalgia. Ver la película en el cine Lucerna, en el centro de Praga, y ver en la película esos mismos escenarios del centro de Praga provoca una sensación rara.

Narrativamente se juega, de forma más bien burda, con el absurdo del régimen comunista y la inspiración teatral. Hay varios saltos de la realidad a la metarealidad: hay un juicio, por ejemplo (spoiler alert) y de repente se rompe el código realista y resulta que todo está pasando en el escenario de un teatro. También hay detalles gestuals en la conducta de Havel que exponen su carácter íntimo. Però esto tiene un interés limitado, es muy conocido, y todo va demasiado rápido.

Es ver los créditos y alucinar del montón de gente que ha comido del proyecto. Una película checa promedio cuesta cualquier cosa entre uno y dos millones de euros. Uno no deja de sorprenderse cómo es posible que aparezca el dinero para financiar algo así. Cómo nadie lo para en ningún momento y la película se llega a estrenar.

Para entender el fenómeno Havel es mucho más interesante el documental Občan Havel (Ciudadano Havel) de 2007 (IMDB). Ahí se juega de forma más inteligente y productiva con las vicisitudes de un hombre de teatro como fue Havel y la teatralidad del poder.

Quien crea que el libro siempre es mejor que la película puede remitirse a la biografia de Žantovský, que es definitiva, o casi, y está hecha desde el amor pero sin caer en el culto de la personalidad. (Está disponible en inglés.)