Pasión creadora y mercado: Ricard Tejada, un músico con estudio de grabación propio.

Ricard en su estudio (rovnikrecords.com)

Ricard Tejada (Badalona, ​​1985) es músico, bajista, productor de música y vídeos. Ha estudiado música y bellas artes. Llegó a Praga con Amparanoia, una cantante con grupo de cuando la moda del sonido mestizo, que inició Manu Chao. Tocaron en el club Akropolis de Žižkov, conoció a quien hoy es la madre de sus hijos y se establecieron en Praga, donde ha abierto su propio estudio de grabación en la isla de Libeň.

El estudi de Rovník Records.

Desde primeros de 2018 en Rovník Records han grabado unos cincuenta cantantes y grupos, de son cubano, cumbia, ska, reggae, rock, jazz, country, música gitana checa y cantantes más personales.

«Gig economy» lo inventaron algunos teóricos para definir la economía de la máxima flexibilidad. «Gig» es en inglés «bolo»: es la economía donde solo trabaja quien es necesario mientras es necesario.

El nombre servirá, o sirve, para ocultar situaciones de fraude y explotación en la economía entendida en sentido amplio, pero los músicos están más preparados que nadie para vivir así.

No por ninguna noción romántica, porque es una vida incierta, sino porque no han conocido otra cosa, desde hace siglos. Vivaldi y Mozart también fueron músicos errantes dispuestos a ir donde fuera por trabajo.

Un músico no termina nunca de formarse

Un músico no termina nunca de aprender y está ligado a los instrumentos. Continuamente está formándose, reinventándose y colaborando con gente. Por ejemplo, Ricard recuerda cierto trémolo escénico cuando, siendo bajista de formación, tuvo que recuperar el contrabajo, que es el antecedente histórico de la guitarra del bajo, para poder acompañar a un cantante francés de jazz en el Reduta, un local histórico de Praga.

Un productor musical no está menos ligado a su equipamiento que el músico al instrumento. En el estudio de Rovník Records se van sucediendo encargos comerciales y encargos por amor al arte. Tiene capacidad de asumir trabajos de imagen, sonido y voz fuera de la música.

Paralelamente van saliendo bolos en restaurantes y clubes. La caída del turismo ha reducido de forma drástica la demanda de música en directo en lugares que frecuentaban los turistas.

Ante esta situación los músicos se repliegan y se renuevan, van más al estudio, aprenden cosas nuevas.

En poco más de dos años Rovník Records se ha convertido en una referencia en la escena musical praguesa, que desde la Revista Kampa seguiremos con atención.

El músico no se imagina otra vida que la libertad, se arriesga y sale a ganársela cada día. Es uno de los caminos más difíciles.

Es para tenerlo presente cuando descargues música, vayas a un concierto o a cenar en algún lugar con grupo de música en directo.