El arte de Mucha y lo que queda del aura de la obra de arte

Sarah Bernhardt segons Mucha (kuntskopie.de)

La mujer icónica del Art Nouveau la creó el pintor checo Alphonse Mucha en París en los años del cambio del siglo XIX al XX, a partir de los carteles de Sarah Bernhardt, la gran dama del teatro de la época. Es un estilo que hemos visto en cajas de galletas, botellas de champán y mil aplicaciones. Se exponen pósters de la época en Praga, en el Obecní Dům, asociados al nombre de Lendl, el coleccionista, una vieja gloria del tenis checo que decidió invertir en esto. Si tiene sentido ver arte infinitamente reproducido es cosa de cada uno, pero es revelador que hablen de la experiencia «inmersiva», como si la contemplación del póster no fuera suficiente. Por si acaso, durante todo el año está abierto en el centro de Praga un establecimiento que se autodenomina Museo Mucha, que es un ejemplo no de tienda añadida al museo sino de lo contrario. La segunda parte de su vida Mucha la dedicó a pintar la Epopeya de los eslavos, una veintena de enormes cuadros sobre la historia de los checos y los eslavos que el artista pintó entre 1910 y 1928. Actualmente no se exponen, se espera la construcción de un sitio específico dedicado a la exposición.