cukroví, la galletita checa de Navidad

(mojelahve.cz)

Lo mejor es hacerlas. Encontrarse, conversar, estar en compañía, ir amasando, cortando, horneando y espolvoreando el azúcar molido, pasando las tardes de los días de adviento.

El problema es que luego hay que comérselas, normalmente hay demasiadas, y cuando son mediocres empalagan y cansan, porque tienden a ser harinosas. Puede dar pie a situaciones socialmente incómodas. ¿Son los cukroví de la suegra mejor que los de la nuera? Hay que irlos probando todos.

Hay decenas de tipos y están abiertos a la creatividad. Unos tipos son más populares que otros, pero no hay una lista definitiva y cerrada. Tampoco es obligatoria la harina: los hay que se hacen con pasta de fruto seco molido. El fruto seco más común en Chequia es la nuez.

Tradicionalmente las madres pasaban el know-how a las hijas. Hoy es más probable que lo pasen las abuelas a las nietas. El orgullo de la mujer de casa, haciendo el máximo de cukroví y repartiéndolos entre parientes, hoy es algo arcaico. Lo más habitual es comprarlos hechos, o hacerlos por decisión propia, por diversión, y probablemente abiertos a sensibilidades bio, eco, etc.

De pandemias, pantallas y libros

Los libros comentados nos este artículo con sujetalibros hechos con impresora 3D.

Los lectores nos envían textos sobre sus lecturas. En Praga la Shakespeare and Sons es del todo digital y anglófona, pero os encuentran cualquier libro. The Globe tiene un restaurante adjunto y actividades sociales en inglés, como club de lectura y lectura de cuentos , ahora todo cerrado hasta nuevo aviso. Este artículo comenta cuatro libros que interesarán sobre todo, pero no solo, a quien tenga niños y se sienta solo ante el peligro, entre ellos y las pantallas.

Y encima hace frío. Estaremos más horas cerrados y los que tenemos la dicha de tener juventud por casa podría ser que preguntarnos cuantas horas es saludable que los hijos y nosotros mismos pasamos frente a las pantallas.

Este interrogante se presta a respuestas rápidas y absolutas, aunque muchos habremos dejado estratégicamente los cuñados fuera de la burbuja sanitaria de la Covid-19. Aquí veremos algunas respuestas en libros que puede encontrar en las librerías de Praga, a cargo de un doctor en neurociencia [1], una filósofa y doctora en psicología [2], una doctora en matemáticas [3] y una psicóloga forense especializada en el mundo digital [4].

Cretinismo digital
Quien tenga prisa que vaya a las conclusiones del primer libro. Michel Desmurget desglosa por edades cuántos minutos diarios está demostrado que no tienen efecto cuantitativo en el rendimiento escolar y el desarrollo cognitivo.

más

Tereza Stöckelová sobre el clima, el virus y la ética de la ciencia.

Tereza Stöckelová (novinky.cz)

La socióloga y antropóloga checa Tereza Stöckelová unía las dos crisis en una una entrevista reciente (en checo). El entrevistador comenzaba notando que se habla de clima desde los años setenta, si bien desde hace unos años es con más urgencia.

Stöckelová ve tres motivos detrás de esta evolución: primero un incremento masivo del volumen de conocimiento, hoy se sabe mucho más de la complejidad sistémica de la Tierra y de la posición de la humanidad como una parte de un todo, en el que es capaz de influir

más

Retratos de Rembrandt en Praga

(ngprague.cz)

En Praga ahora mismo está cerrada por pandemia hasta el 26 de octubre, después está previsto que se reanude hasta el 31 de enero. Se trata de una pequeña gran exposición de retratos de Rembrandt, con auténticas obras maestras difíciles de ver normalmente, provenientes de diversas instituciones. La exposición consigue en un espacio relativamente reducido recoger la trayectoria del pintor, desde el contexto del tiempo en que comenzó hasta las obras de madurez y el dominio del color y la luz. Los personajes retratados nos miran y están como vivos, la vida interior queda reflejada en la expresión y la actitud de forma fascinante si se piensa que son gente de hace tres o cuatro siglos. La Galería Nacional tiene varias modalidades de pases anuales que dejan el precio de las entradas a un nivel muy asequible.

Tres ilustradoras: grupo Babagoi, Brunhilda, Stanislavska.

Tres propuestas para repensar la ilustración en la edición de Lustr de 2020

No hay excusas para no conocer LUSTR, un festival internacional de ilustración y cómic que este año organizaba su séptima edición en el Kampus Hybernská de Praga. Detrás de esta maravillosa idea se encuentra la librería PageFive. Además celebraban el centenario del establecimiento en Praga del grupo checo de vanguardias Devětsil.

Babagoi

Dibujo de Lili Mossbauer (instagram.com/elia.mo) del colectivo Babagoi. Una representación radical, sencilla y directa de la dificultad de mantener relaciones personales mediante teléfonos móviles, una situación que todos hemos vivido intensamente este mismo año.

No en vano muchos de los invitados que se pudieron ver en las galerías eran colectivos; como Babagoi, un grupo de ilustradoras que se conocieron en la Universidad de Leipzig. Aunque el nombre que puede sonar como un palabro infantil o un término en alguna lengua exótica para referirse a abuela, tiene un significado más profundo. Según ellas, son las siglas en inglés de “construye un puente y crúzalo”, que viene a ser un “Deja de quejarte y hazlo tu misma”. Toda una declaración de intenciones.

Ellas nos presentan una de las propuestas más frescas y modernas. No se trata de un revolución en las formas o las técnicas sino desde el lugar donde hacen su trabajo artístico: la deslocalización. Ellas ya no viven en Leipzig, ni si quiera en Alemania, dos de ellas han vivido en Japón, y a menudo reflexionan sobre el no ser ni de aquí ni de allí. Esta experiencia puede conectar con algunos lectores de la revista Kampa.

más

Paisaje en la sombra, o la memoria y la dignidad de la gente

Krajina ve stínu (moviezone.cz)

En Krajina ve Stínu (Paisaje en la sombra) en un momento dado un campesino, en una aldea pobre de la frontera entre Chequia y Austria, le dice a la mujer «llevamos tres Estados y siempre estamos en la miseria». Está hablando del Imperio de Austria-Hungría, disuelto en 1918, para dar paso a la Checoslovaquia independiente, abolida por los nazis en 1938, el momento de la acción, cuando la población de la aldea está dividida acerca de si incorporarse o no al Reich de Austria y Alemania.

Este interés por la dignidad y la humanidad de la gente pequeña y al margen, de la gente, parafraseando a cierto poeta, que viene de un silencio antiguo y muy largo, desde los fondos de los siglos, por los pueblos y las ciudades comarcales checas, es recurrente en las películas de Bohdan Sláma (Opava, 1967), uno de los mejores y más importantes cineastas checos en activo. En 2005 ganó la Concha de Oro en San Sebastián por Štěstí (Felicidad).

más

El arte de Mucha y lo que queda del aura de la obra de arte

Sarah Bernhardt segons Mucha (kuntskopie.de)

La mujer icónica del Art Nouveau la creó el pintor checo Alphonse Mucha en París en los años del cambio del siglo XIX al XX, a partir de los carteles de Sarah Bernhardt, la gran dama del teatro de la época. Es un estilo que hemos visto en cajas de galletas, botellas de champán y mil aplicaciones. Se exponen pósters de la época en Praga, en el Obecní Dům, asociados al nombre de Lendl, el coleccionista, una vieja gloria del tenis checo que decidió invertir en esto. Si tiene sentido ver arte infinitamente reproducido es cosa de cada uno, pero es revelador que hablen de la experiencia «inmersiva», como si la contemplación del póster no fuera suficiente. Por si acaso, durante todo el año está abierto en el centro de Praga un establecimiento que se autodenomina Museo Mucha, que es un ejemplo no de tienda añadida al museo sino de lo contrario. La segunda parte de su vida Mucha la dedicó a pintar la Epopeya de los eslavos, una veintena de enormes cuadros sobre la historia de los checos y los eslavos que el artista pintó entre 1910 y 1928. Actualmente no se exponen, se espera la construcción de un sitio específico dedicado a la exposición.

Venir a Praga a trabajar con contrato: Andrea Ribera, grafista.

Europa es ahora mismo el tablero de juego de los jóvenes profesionales catalanes. Con la crisis que viene lo irán entendiendo. Algunos ya están en ello: Andrea Ribera (Barcelona, ​​1991) llegó a Praga en enero «fichada», con un contrato. Trabaja en el estudio de diseño que da forma, entre otras cosas, a envases que se compra en el supermercado quien nos lea en Chequia.

más

El barrio de Vlasta, en Vršovice

Nos pondremos ultralocales y descubriremos el barrio de Vlasta, a Vršovice, que es una zona de Praga con el nombre de la antigua villa absorbida por la ciudad. En Praga hay Jižní město o Černý most, a Pilsen Vinice, en Most está Chánov, cada ciudad mediana o grande checa tiene barrios conocidos en todo el país. Vlasta no es uno de ellos, solo lo identifican los vecinos de Vršovice y poco más.

El barrio de Vlasta (cs.wikipedia.org)

«Vlasta» en checo es un nombre de mujer y se parece a «Vlast» (patria). Los nombres de las calles son Magnitogorsk, Uzbecká, Kazašská, etc., topónimos soviéticos. La conexión con el tiempo en que fue construido da la clave para entender asociaciones interesantes.

más