Chequia no mejora, España sí

Los casos por millón del último mes indican una importante mejora de la situación en España y un estancamiento de la situación en Chequia, que no mejora, a pesar de las restricciones. La imagen es de la aplicación web de la Johns Hopkins, que permite invitar a cualquier país o período, la tenéis en la página de recursos sobre la Covid.

Actualización: esta gráfica genera debate en redes. Se sostiene que el gráfico recoge el número de tests que se hacen: cuanto más tests, más casos, por lo que no recoge la realidad. Es una discusión filosófica: para una exposición detallada de cuestiones de método véase la propia web, que contiene la mejor descripción posible de las condiciones en que se hace y por lo tanto de sus limitaciones. El gráfico está hecho escogiendo dos países y un plazo, y no pretende ser más que algo orientativo, asumiendo que algo es mejor que nada.

Chequia bajando, España subiendo

(ourworldindata.com/coronavirus)

Esta aplicación de la web ourworldindata.com permite comparar los casos por millón de habitantes seleccionando el Estado, sobre los datos de la universidad Johns Hopkins. Se puede ver que la evolución fue bastante similar hast finales de septiembre. Hoy Chequia mejora después de un otoño-invierno horrorosos, mientras que en España se ha desbocado el mes de enero.

Tereza Stöckelová sobre el clima, el virus y la ética de la ciencia.

Tereza Stöckelová (novinky.cz)

La socióloga y antropóloga checa Tereza Stöckelová unía las dos crisis en una una entrevista reciente (en checo). El entrevistador comenzaba notando que se habla de clima desde los años setenta, si bien desde hace unos años es con más urgencia.

Stöckelová ve tres motivos detrás de esta evolución: primero un incremento masivo del volumen de conocimiento, hoy se sabe mucho más de la complejidad sistémica de la Tierra y de la posición de la humanidad como una parte de un todo, en el que es capaz de influir

más

Un economista paró la primera ola en Chequia con un Excel

Pavel Řehák (seznamzpravy.cz)

Pavel Řehák, un directivo de seguros, economista de formación, hizo al principio de la epidemia un modelo sencillo, en un documento de Excel, para prever la evolución que podía tener en Chequia. El modelo era mucho peor, en el sentido de mucho más duro, que cualquier otro, y fue atacado por catastrofista, y porque venía de un outsider de la política. Sin embargo el modelo llegó a la mesa del primer ministro Babiš. Cuando se vio que las previsiones se cumplían fue adoptado, por lo que fue clave para que Chequia superara bien de la primera ola, con confinamientos y cierres radicales y tempranos. Pavel Řehák no tenía ninguna experiencia profesional en la sanidad, ni ningún interés ni militancia política reconocida, ni de hecho ningún interés en ser conocido. Esta sería una de las revelaciones de un libro sobre pandemia en Chequia que acaba de salir. Se puede leer más sobre el caso aquí (en checo).