Venir a Praga a trabajar con contrato: Andrea Ribera, grafista.

Europa es ahora mismo el tablero de juego de los jóvenes profesionales catalanes. Con la crisis que viene lo irán entendiendo. Algunos ya están en ello: Andrea Ribera (Barcelona, ​​1991) llegó a Praga en enero «fichada», con un contrato. Trabaja en el estudio de diseño que da forma, entre otras cosas, a envases que se compra en el supermercado quien nos lea en Chequia.

más